Tiempo al tiempo

1.148
TIEMPO AL TIEMPO 2009

Hoy no temo a Dios, ni temo a la muerte.
En tiempos temí al tiempo pero este me ha hecho fuerte
ha prolongado mi existencia para robarme más lágrimas
si hubiera muerto ayer hoy no lloraría en esta página
con tinta fina pinto en éste nido esperando
que se detenga el tiempo y pueda seguir soñando, como Dalí,
en relojes derretidos por su propio dueño, si,
la vida es nada, despertar es morir, todo es un sueño.
El mundo es un enorme reloj de arena fina
y cada grano cae drenando nuestras vidas
convirtiéndonos en presidiarios de nuestro tiempo
no existe una salida de mi celda, y lo siento,
querría viajar por las hojas de la historia
ir al 2080 a conocer a las novias de mis nietos,
no parar nunca quieto, pero no se puede
viajar al futuro, volver al pasado o detener el presente,
éste escapa hacia el pasado para no volver a verte.
Somos hombres, creadores de creadores del mundo y el universo,
controlados por un tic-tac estamos inmersos
pendientes de fechas marcadas en calendarios,
amantes de la rutina y presos de los horarios.
Del trabajo y de los findes, viviendo al límite,
rozando la muerte para sentirnos vivos, dime
¿por qué perdemos un tiempo que no es el nuestro?
Nosotros somos suyos, es padre y maestro,
y a la vez verdugo, nos mata sutilmente
nos deja vivir mucho pero atrofia nuestras mentes
El tiempo nunca existió, nosotros lo inventamos,
igual que inventamos a Dios, pero no lo controlamos,
Ahora él nos controla cogidos de la mano
ésa es la gran frustración del ser humano.


Horas sin hacer nada, creyendo estar matando el tiempo
y sin darme cuenta, él me estaba consumiendo por dentro
y es que el tiempo, como los números, es infinito
y es infinito porque no tiene principio,
y si no, tu, listo, ¿cuándo empezó el tiempo?
¿cuando un señor con barba decidió crear el mundo y los vientos?
no, el tiempo no empezó, así que nunca acabará
párate a pensar si lo puedes parar, ya está
no puedes, así que no lo pienses más,
intenta ser feliz el tiempo que te quede,
trabaja para vivir, no vivas para trabajar,
Carpe diem, aprovecha el momento
ese dinero tal vez recompense el esfuerzo,
pero no compensa el tiempo que estas invirtiendo
más de un tercio de día cumpliendo, aguantando
pensando en el mañana, el ahora amarga tanto,
oigo los llantos y los cantos de tantos
infelices por un ayer nublado en días grises
y sé cual es el final de esta historia
lágrimas y penas perduran en la memoria
alegrías se marchitan por el paso del tiempo,
arrasa flora, fauna, ciudades y monumentos.
Qué momentos! Cuando decíamos siempre y nunca.
palabras que Cronos prohíbe en sus lagunas,
cunas de soledad, de lamentos y honra
solo dale tiempo al tiempo y verás cambiar las tornas.